La aplicación de ácido hialurónico (AH) de distintos pesos moleculares pretende contrarrestar la reducción fisiológica de AH en la piel restaurando la hidratación, la elasticidad y el tono de la piel, asociando de manera sinérgica hidratación profunda con una acción mecánica de lifting cutáneo.

INDICACIONES DEL PROFHILO

Contrarrestar el proceso fisiológico de envejecimiento cutáneo, cuyos efectos se manifiestan con una menor hidratación de la piel y la alteración de fibras elásticas y del colágeno de la dermis, resultando en una pérdida de turgencia y del tono de la misma.

Las propiedades viscoelásticas e hidratantes de las condiciones óptimas para AH, unidas a la capacidad de mantener dicho AH a niveles adecuados en los tejidos cutáneos, permite la rehidratación de la piel y crear las condiciones adecuadas para prevenir y contrarrestar el proceso de envejecimiento cutáneo favoreciendo la remodelación del tejido con el consiguiente efecto corrector de los procesos causados por envejecimiento debido a la exposición solar, la edad y por eventuales daños en el cutis.

El AH tiene también un papel importante dentro de la matriz celular ya que crea las condiciones fisiológicas para la proliferación, migración y la organización del componente celular de la dermis.
Además la administración de Profhilo y su acción a nivel de dermis y no en epidermis, permite llevar directamente al tejido a tratar la cantidad adecuada de AH para contrarrestar la acción de los radicales libres en los fibroblastos y sobre los tejidos adiposos subdérmicos , garantizando la acción preventiva y correctora en los tratamientos médico-estéticos.

COMO SE REALIZA EL TRATAMIENTO.

Hacen falta solo cinco pequeñas aplicaciones con micro aguja por cada lado de la cara. Para ello se han estudiado los lugares que puedan ser más efectivos para este tratamiento, buscando además de la hidratación un discreto pero notable efecto lifting.

No se requiere anestesia, y la aplicación es prácticamente indolora.

El tratamiento se realiza en quince minutos, y la paciente puede volver a sus actividades normales en forma inmediata.

El resultado, la mayoría de las veces, es apreciable desde el segundo día.

Para optimizar el resultado con Profhilo, en nuestra clínica de Sevilla, aconsejamos efectuar un ciclo de dos sesiones separadas un mes y seguido de unas sesiones de mantenimiento cada dos meses según el grado de envejecimiento.

Déjanos un comentario