Cuando hablamos  de alimentación saludable nos estamos refiriendo al hecho de   ingerir aquellos alimentos que nos aporten los nutrientes que necesitamos para el buen funcionamiento del organismo proporcionándonos salud y bienestar

La famosa frase “somos lo que comemos” ,del filósofo y antropólogo alemán  Ludwig Feuerbach (1850), encierra una verdad indiscutible.

También Sócrates ya había sentenciado aquello de “Sea el alimento tu medicina, y la medicina tu alimento”. Queriendo con ello destacar la importancia de la alimentación en el mantenimiento de la salud.

La comida que ingerimos  influye directamente en el sistema inmunitario, en el estado de ánimo, en la cantidad de energía que poseemos  y, cómo no, en el estado físico también. Así que comer sano, con una alimentación saludable, no es solo una  cuestión de moda, es también de salud.

Alimentación saludable, sinónimo de  calidad de vida óptima

Una  buena alimentación mejora la salud. Muchas personas piensan que alimentarse es solo una necesidad de supervivencia, de modo que  les es suficiente saciar el instinto primario del hambre con la ingesta de CUALQUIER alimento.  Pero no es así, hay que saber comer y hacerlo de forma balanceada , aportando los nutrientes y cantidades adecuados a cada uno según su estilo de vida, para poder mantener una buena salud tanto en el  día a día, como en el futuro.

Desayuno, la comida mas importante

una alimentación saludable, pasa por el conocimiento  que los desayunos son una parte fundamental de la alimentación en el plan del día.

Jamás deberían pasarse por alto ya que esta porción de alimento, nos va a aportar la energía necesaria para las actividades más pesadas del día, normalmente en la jornada de la mañana.

Debería incluirse en esta toma alimentos energéticos como hidratos de carbono, vitaminas en forma de frutas y alguna fuente de proteínas (huevos, fiambre, etc.)

En la variedad está el placer

En condiciones normales, la fuente de nutrientes para el mantenimiento de nuestras funciones,  son los alimentos que ingerimos, por tanto, debemos mediante la alimentación tomar TODOS aquellos elementos: carbohidratos, proteínas, vitaminas, grasas, minerales, que nuestro organismo va a necesitar para la función de ESTÁR VIVOS.

Es indispensable  hacer combinaciones de comidas de una manera balanceada, para que los diferentes grupos de alimentos, en las diferentes comidas nos aporten todo lo necesario

Algunos consejos a tener en cuenta para comer saludablemente:

  • Aumentar el número de comidas. Intentar realizar cinco comidas diarias, distribuidas en tres principales (desayuno, comida y cena) y dos “entre horas” en la mañana y la tarde de poca cantidad (una pieza de fruta, una barra energética, ración de frutos secos, etc.)
  •  Disminuir el tamaño de las porciones que consumes, puedes comer casi de todo, siempre y cuando lo hagas con moderación.
  • . Procura balancear y combinar los diferentes grupos de alimentos (carbohidratos, proteínas y grasas) de manera que estés consumiendo al menos uno de cada grupo. No olvides añadir suficiente fuente de vitaminas (frutas)
  • Consume mayor cantidad de frutas y vegetales que de carnes, pero no las restrinjas en su totalidad. Recuerda que nuestros tejidos son de origen animal, y para repararse y generarse, requieren de proteínas de esta fuente como principal opción

Déjanos un comentario