Según un artículo publicado en  Dic. de 2018 por Noticias Médicas Elsevier ,   el cacao natural tendría propiedades antioxidantes, que ejercen un efecto antiinflamatorio protector frente a los radicales libres, causantes del envejecimiento y de algunas enfermedades, como las cardiovasculares gracias a los polifenoles contenidos en esta sustancia.

Así lo afirma, la profesora de Nutrición y Bromatología de la Universidad de Barcelona y miembro del comité científico del Observatorio del Cacao, María Izquierdo.

 

El cacao natural aporta proteínas, es rico en minerales, y tiene un alto contenido en fibra, que ayuda a tener una sensación de saciedad. También  ayuda a mejorar el rendimiento físico e intelectual y reduce la prevalencia de la obesidad.

El cacao natural en la dieta

Por estos motivos es recomendable añadir cacao natural en la dieta diaria, preferentemente en el desayuno, ya que es muy versátil y puede combinado con ciertos alimentos habituales de esta comida como leche (o lácteos), cereales (alimentos con base de cereal) y fruta fresca y de temporada. Esta combinación de alimentos hace que se aprovechen todas sus propiedades y se aporten una serie de nutrientes clave para un buen desarrollo, como carbohidratos, proteínas de alto valor biológico, grasas, vitaminas A, B2, B12 y D y minerales, sobre todo calcio y fósforo,

Además, este primer vaso de leche por la mañana “aporta un 30% de la cantidad de calcio recomendada al día, que es de 1.000 miligramos”, ha explicado la doctora Izquierdo.

 

El cacao natural es una fruta de origen tropical que proviene del árbol llamado Theobroma cacao, que en griego significa “alimento de los dioses”. Entre sus propiedades destacan el alto valor nutritivo y su riqueza en antioxidantes, que dan lugar a múltiples beneficios para la salud.

 

Esto es debido a  la presencia de los  denominados Polifenoles que son un grupo de sustancias químicas que produce la planta del cacao y que generan beneficios para la salud al reducir el riesgo de contraer enfermedades como las cardiovasculares. Además, reúnen propiedades antioxidantes y inflamatorias. Puede contener entre 10 y 50 miligramos de polifenoles, de los cuales, los flavonoides son el tipo más abundante en este alimento, principalmente catequina y epicatequina

Gracias a estas sustancias, el cacao natural es capaz de reducir el conocido como colesterol malo (LDL), reducir la tensión arterial, retrasar la arterioesclerosis, controlar el sobrepeso, disminuir el riesgo de diabetes, reducir pérdidas leves de memoria, estimular las defensas y proteger la piel de factores externos.

El cacao y el chocolate además favorecen la producción de endorfinas, lo que produce un mejor estado de ánimo que permite combatir el estrés físico o mental. Otros elementos como el triptófano o la feniletilamina también contribuyen a un estado anímico más positivo.

Un uso menos conocido del cacao es su aplicación tópica en forma de mascarillas que aportan hidratación y contribuyen a la destoxicación de la piel

El cacao natural mantiene las características de color, sabor y acidez, conservando los flavonoides (pH entre el 5,0 y 6,0). Sin embargo, el cacao alcalinizado está tratado y tiene un color más oscuro, pudiendo llegar a ser negro, con un sabor más intenso, una solubilidad más pronunciada y menos flavonoides antioxidantes (pH hasta 8,5).

 

Fuente: Univadis

Déjanos un comentario