El descubrimiento de América nos aportó a la dieta de los europeos, elementos que a fuerza de usarlos y con el paso del tiempo, hemos hecho nuestros hasta el punto de formar parte de nuestros platos populares.

Es el caso de los tomates o de las patatas, sin los cuales la gastronomía española no sería la misma: que haríamos sin tortilla o sin gazpacho.

Pero hay muchos mas ingrediente de los que ya nadie se pregunta cuando se introdujeron, y sin los cuales “no podríamos vivir”: los pimientos, el chocolate, frutas como el aguacate de muy reciente introducción, y ahora lo último en llegarnos y que se va estableciendo poco a poco en nuestra gastronomía : la Qinoa.

Proveniente de las regiones andinas de Bolivia y Perú, la quinoa se confunde a veces con un cereal, por su aspecto, características y forma de consumirse, sin embargo se trata de la semilla de una hierba  perteneciente a la subfamilia Chenopodioideae de las amarantáceas.

A diferencia de los cereales habituales, posee muchas más proteínas (16 por ciento de su peso) y grasas, aunque éstas últimas son en su mayoría insaturadas, destacándose la presencia de ácidos omega 6 y omega 3.

Tiene así mismo un alto contenido en fibra (15 por ciento de su peso), y una alta cantidad de micronutriente como  potasio, magnesio, calcio, fósforo, hierro y zinc entre los minerales, además de  vitaminas del complejo B en cantidades apreciables y vitamina E con función antioxidante.

Los beneficios de la quinoa

Al poder emplearse como un cereal, es especialmente beneficiosa en la dieta de personas celíacas, ya que no contiene gluten.

Asimismo, por su alto contenido en fibra y su mayor aporte proteico respecto a los cereales, la quinoa tiene un bajo índice glucémico, lo que la vuelve ideal para personas con diabetes o que desean adelgazar comiendo sano.

También es de gran ayuda para controlar los niveles de colesterol en sangre, ya que su fibra y sus lípidos insaturados favorecen el perfil lipídico en el organismo.

También contribuye a revertir el estreñimiento dado su alto contenido de fibra insoluble, y puede ser de gran utilidad en la dieta de personas vegetarianas, ya que posee una elevada proporción de proteínas y también, es buena fuente de hierro de origen vegetal.

 

Déjanos un comentario