No se conoce aún con exactitud la causa de la celulitis, pero el mecanismo desencadenante podría estar en la microcirculación de la zona afectada.
Es un proceso crónico y progresivo que puede verse influenciado y agravado por determinados factores y hábitos como un mal apoyo plantar, sedentarismo, tabaquismo, determinados fármacos, etc, así como factores hereditarios, hormonales y algunas enfermedades circulatorias.

El diagnóstico es básicamente médico y lo dá la clínica y el aspecto de la piel.
El tratamiento debe ser instalado lo mas precoz posible, para evitar llegar a grados muy severos, y aunque si bien no existe ningún tratamiento definitivo, si podemos retrasar o incluso retroceder en su evolución.

El tratamiento, se basa en controlar los factores agravantes, propiciar hábitos saludables, tratamientos tópicos con productos anticelulíticos específicos, y básicamente drenaje de líquidos y/o ruptura de los nódulos fibrosos que pudieran existir. Se utiliza para ello diferentes aparatologías de electromedicina como son la radiofrecuencia, la cavitación, y fundamentalmente el masaje subdérmico mecanizado (LPG)
No todos los pacientes responden igual a los mismos tratamientos por lo que estos deben ser personalizados y cambiados con frecuencia en función de la respuesta obtenida.

Recordar que nunca se va a curar, el paciente celulítico al igual que el hipertenso o el diabético, lo será para toda la vida, pero el no hacer nada llevara en forma progresiva a niveles incluso invalidantes por el dolor y la dificultad de movimiento que ella engendra.

Tratamientos para la celulitis en Sevilla | Clinica Císem

Déjanos un comentario