Aumento de pechoCirugía CorporalCirugía estéticaMamoplastia

Aumento de pecho: el sueño hecho realidad

By 20 enero, 2013 Sin comentarios

Está clara la importancia del pecho femenino en la perpetuación de la especie, evidentemente como fuente de alimento de las crías, pero antes ya fue un foco de atracción sexual para la pareja.
La atracción que las mamas femeninas ejercen sobre el ser humano es innegable, y ya no solo eróticamente sobre el sexo contrario, sino estéticamente sobre la misma mujer portadora que se preocupa de su belleza y lucimiento.

> Más información sobre el aumento mamario en sevilla

Son múltiples las referencias bibliográficas que ya en la antigüedad nos hablan de esta atracción y como debe manejarse para la consecución de sus objetivos.: en el Ars Amandi de Virgilio, se instruye a la mujer sobre cómo debe vestirse para hacer que su pecho luzca más y mejor.

Tal es la importancia que se le ha dado a la belleza de las mamas, que los tratamientos de belleza para el pecho ocupan un lugar tan importante en la medicina/cosmética egipcia y romana como los descritos para la cara. Preparados exfoliantes a base de leche agria, mascarillas de arcillas y algas para mantener su firmeza, masajes, e incluso si había que escoger entre su función como fuente de alimento o como reclamo erótico, en más de una ocasión se prefirió esta última dejando la alimentación en manos de otra mujer.
Siempre se hizo todo aquello que el conocimiento (a veces empírico) de la ciencia de la época hubo permitido con tal de poseer unos pechos turgentes aunque los grandes volúmenes no siempre fueron del agrado estético del momento.

Grandes volúmenes en la cultura romana y mas tarde del renacimiento eran relacionados con matronas lactantes y por tanto correspondientes a bajos niveles socioeconómicos, por lo que la dama del momento intentaba conseguir un pecho alto, turgente, pero a ser posible no muy grande. Para ello se recurría además de evitar la lactancia a vendajes compresivos y moldeadores, precursores de los futuros sujetadores.

Los gustos y las modas cambian y la segunda mitad del siglo XX trae como nuevo modelo erótico el pecho grande, aunque este les esté negado a la mujer por motivos raciales. Este es el caso de las japonesas, quienes contra toda ley genética, desearon tener el pecho de la mujer americana con la que competían fuera de las trincheras durante la segunda guerra mundial.
Se realiza entonces en este país Nipón, el primer intento de aumento de mamas mediante la aportación de una sustancia exógena colocada en forma invasiva dentro del cuerpo: la parafina.

Los resultados fuero desastrosos con más de una mama amputada.

Pero todo intento valía la pena con tal de mejorar estos tributos sexuales externos. La competencia es dura.
Afortunadamente, el sueño se ha hecho realidad sin necesidad de poner en peligro la salud de quien lo intenta.
La ciencia moderna no solo ha luchado para ganar la batalla a las enfermedades, sino también para poder manipular con seguridad al cuerpo humano con el fin de anular, cambiar o mejorar aquello que le resulta desagradable y por tanto obtener así un mejor estar consigo mismo.

La cirugía de aumento mamario es hoy en día el tratamiento quirúrgico estético mas realizado en el mundo y la industria fabricante de prótesis mamarias, una de las más poderosas.
Todo esto es posible gracias a lo avances en materiales, técnicas, etc. que permite que esta cirugía pueda llevarse a cabo bajo los más estrictos niveles de seguridad.
El sueño de un pecho turgente y ahora, según los gustos actuales, con volumen ya no es una pesadilla.

Déjanos un comentario