La liposucción es la técnica estética mas frecuente (24%, por delante del aumento de pecho que suma un 16% de todas las intervenciones quirúrgicas estéticas en España), y sin duda la mas eficaz para eliminar la grasa localizada en caderas, glúteos y vientre.
Sin embargo y a pesar de ello, es una gran desconocida para multitud de pacientes que desearían someterse a ella.
Que duda cabe, que el control de la grasa corporal se inicia sobre rutinas de deporte y programas dietéticos saludables, pero cuando la herencia genética dificulta dicho control, la liposucción es el tratamiento mas eficaz para ello.

A continuación exponemos algunas de las preguntas mas frecuentes realizadas sobre liposucción por nuestros pacientes en Clínica Císem con el fin de aclarar las dudas y mitos que surgen alrededor de esta cirugía.

 

1. Es lo mismo liposucción que lipoescultura?

La liposucción es en esencia la extracción de tejido graso de la zona afectada. Hablamos de lipoescultura cuando se realizan pequeñas extracciones, en ocasiones acompañadas de injerto de la grasa en otro lugar con el objeto de “modelar” o “esculpir” una zona del cuerpo. Pero que duda cabe, que toda lipoescultura lleva implícita una liposucción aunque esta sea de pequeña envergadura

 

2. Se puede perder peso con una liposucción?

Bastante menos del que se piensa. Hay que tener en cuenta que es una técnica para remodelar formas pero no para adelgazar. El paciente obeso que se somete a una liposucción, podrá beneficiarse en disminuir por ejemplo volumen abdominal, cartucheras, etc. pero seguirá siendo obeso.

 

3. Que se consigue entonces?

Cambiar la forma inestética de un área corporal determinada y ocasionada por grasa localizada. Por ejemplo recuperar la curvatura de la cintura, eliminar el pico en forma de pantalón de montar de las piernas, aplanar el abdomen, etc.

 

4. Son inmediatos los resultados?

Los primeros días la inflamación originada por el acto quirúrgico enmascara los resultados, de modo que estos empiezan a ser visibles a partir del primer mes. No obstante no se alcanza el resultado total hasta casi el quinto a sexto mes.

 

5. Se recupera el volumen perdido?

Durante la intervención se destruyen y eliminan un gran número de adipocitos, es decir, las células responsables de la acumulación de las grasas, pero no olvidemos que las células que quedan son absolutamente normales y por lo tanto responderán a ganancias y pérdidas de volumen graso en forma absolutamente normal. Por lo tanto si queremos mantener el resultado, lo único que debe hacerse es mantener un balance dietético y hábito deportivo saludable.

 

6. En que se diferencia la liposucción tradicional y la realizada con láser?

El láser aporta calor en el interior del tejido y parece ser que aumenta la retracción cutánea sobre todo en zonas conflictivas (cara interna de muslos, etc), sin embargo en zonas de gran volumen necesita ser posteriormente auxiliado por un liposuctor tradicional.

 

7. Quedan muchas cicatrices?

El tamaño de la cicatriz depende del diámetro de la cánula a emplear.
Hace muchos años, cuando el tamaño de las cánulas era considerable, se intentaba hacer muy pocas cicatrices ya que estas no eran fácilmente ocultables.
Desde hace mas de 20 años, el diámetro de dichas cánulas es tan pequeño (2-3 milímetros) que hace que las cicatrices pasen totalmente desapercibidas y por tanto los cirujanos realizamos tantos puntos de abordaje como sean necesarios. No obstante y dependiendo del área a tratar nunca son mas de dos o tres cicatrices por área.

 

8. Es dolorosa?

Evidentemente el acto quirúrgico no lo es, ya que el paciente se encuentra anestesiado total, regional o localmente.
El postoperatorio inmediato implica dolor leve los dos o tres primeros días y que cede con analgésicos. Mas tarde el dolor se convierte en una molestia tipo “agujetas” que aumenta sobre todo con la movilidad del cuerpo. Poco a poco va cediendo hasta desaparecer por competo.

 

9. Salen muchos cardenales?

Las equimosis o popularmente llamados cardenales, son la consecuencia lógica del sangrado de los tejidos por debajo de la piel. Estos pueden oscilar desde apenas unos pocos, hasta un área de gran extensión, y ambos casos se consideran de evolución normal.
El único cuidado que hay que tener con ellos es evitar la exposición solar de las zonas con equimosis ya que el contenido de hierro de la sangre extravasada, es un potente fotosensibilizante que podría ocasionar la aparición de manchas post operatorias.

 

10. Se puede hacer en verano?

Por supuesto. En los países tropicales, donde nunca hay invierno, los pacientes se realizan liposucciones igualmente.
Lo único que debe saberse es que el verano implica una serie de molestias añadidas (calor de la faja de compresión), y una serie de cuidados extras que han de respetarse como el no exponer los cardenales al sol para evitar desagradables pigmentaciones

Déjanos un comentario