Riesgos de la prótesis P.I.P.

Ante la avalancha de información, alguna con criterio, otra no tanto, a la que estamos siendo espectadores en las últimas semanas con respecto a las prótesis mamarias P.I.P., consideramos oportuno aclarar a nuestros pacientes el estado de la situación.
Hasta el momento, el problema científicamente reconocido es un porcentaje anormalmente alto de ruptura de estos implantes debido a un probable fallo de la fabricación del envoltorio y/o la acción fragilizante que ejerce el gel sobre dicho envoltorio.
Estas prótesis fracturadas y con el gel libre en la cavidad pueden producir una reacción inflamatoria ganglionar importante debido al carácter linfófilo de la silicona, particularmente en los ganglios axilares que actúan como barrera de drenaje de las mamas.
No obstante, y a día de hoy no parece haber ninguna relación entre silicona y cáncer de mama.

Cual sería entonces la conducta a seguir:
El Comité Técnico de Inspección de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios reunidos el 9 de Enero de 2011, ha llegado a las siguientes conclusiones y recomendaciones (resumen):

Se ha establecido que no existe ningún nexo que vincule las prótesis PIP con el desarrollo de tumores. Asimismo, se ha llegado a la conclusión de que no hay suficientes evidencias para recomendar de forma sistemática la extracción inmediata y preventiva. Por tanto, las recomendaciones actuales siguen plenamente vigentes.

De acuerdo con estas recomendaciones, no es necesaria la explantación salvo que exista rotura o síntomas mamarios que así lo aconsejen. Las portadoras de una prótesis PIP deben acudir a su cirujano, clínica o servicio médico donde se le realizó el implante para revisar el estado de las prótesis y decidir conjuntamente con el cirujano si es adecuado proceder a su extracción.

Sólo en los casos en los que no sea posible acudir de nuevo a la clínica privada para una consulta médica, el MSSSI y las CC AA han valorado la oportunidad de establecer una unidad de referencia.

En resumen:

– Hasta el momento, no hay ninguna evidencia que vincule las prótesis con el desarrollo de tumores, y no es necesaria su explantación salvo que exista rotura o síntomas que lo aconsejen
– El Ministerio mantiene las recomendaciones de la Unión Europea de seguimiento médico periódico. Por lo tanto, queremos tranquilizar a todas las pacientes portadoras de prótesis de esta o cualquier otra marca debidamente homologada por las autoridades sanitarias europeas.
En el caso particular de ser portadora de prótesis P.I.P., mantener una continua relación con su cirujano mediante controles clínicos y mamo o ecográficos periódicos hasta el momento adecuado en que se decida la explantación.
Recordar siempre la recomendación del recambio de prótesis en un período cercano a los 10 años en las operaciones de aumento de pecho.
Clínica Císem pone a su disposición nuestro centro para aclarar dudas y solucionar problemas si los hubiere.

Déjanos un comentario