Con el paso del tiempo, la piel en general de todo el cuerpo se ve afectada por un proceso de degradación con presencia de deshidratación, laxitud y flaccidez. En los brazos, puede además verse acompañada de un aumento de tejido graso.

La presencia de estas alteraciones en los brazos, puede constituir un problema emocional a la hora de elegir prendas de vestir sin mangas o con tirantes, por lo que la necesidad de encontrar una solución a este problema ha formado parte de la labor de la Medicina y cirugía estética.

A partir de los 35 años, la grasa se va acumulando en la cara posterior de los brazos, y estos acúmulos son resistentes incluso al adelgazamiento generalizado. Además, y como se había dicho anteriormente, el paso del tiempo produce la desestructuración de las fibras colágenas y elásticas, lo que provoca la flacidez.

El problema puede además verse agravado por la presencia de una dieta inadecuada y la falta de ejercicio físico específico para esta zona del cuerpo.

Los nuevos tratamientos: Bioestimulación, lipólisis e hilos mágicos.

Hasta hace poco, las únicas soluciones efectivas eran la liposucción del exceso de grasa siempre que no hubiese flaccidez, y la resección quirúrgica del exceso de piel (lifting) cuando estaba presente esta. El inconveniente de esta última intervención, era la presencia de una cicatriz a lo largo del brazo por su cara interna, poco escondible.
En ocasiones la aplicación de Lipomasaje y ultracavitación, puede conseguir resultados satisfactorios en la solución médica del problema de acumulo localizado de grasa.

Actualmente, contamos con nuevos tratamientos médico – estéticos encaminados a reparar estos Inesteticismos de esta región corporal, basados en la presencia de nuevos fármacos lipolíticos y reafirmantes de la piel, que poco a poco, en forma progresiva van estimulando la producción de colágeno al igual que hacemos en tratamientos faciales, y en la aplicación de los novedosos hilos de Polidioxanona que al igual que en la cara, producen un efecto de retracción inmediata que se va incrementando a lo largo del tiempo.

Tratamientos de Clínica Císem para combatir la grasa y la flacidez de los brazos
Clínica Císem presenta dos nuevos tratamientos para reducir volumen y tonificar la piel de los brazos,: La combinación de la técnica tradicional de mesoterapia utilizando los nuevos fármacos bioestimuladores con la radiofrecuencia dual y los nuevos “hilos mágicos” de polidioxanona.

Mesoterapia y radiofrecuencia
Las nuevas fórmulas para mesoterapia, contienen entre otros, principios activos eficaces en el tratamiento de la grasa y la flacidez, como DMAE ,flavonoides como la flucoxantina y cafeina, L-Carnitina, meliloto y extracto de alcachofa.

Como toda infiltración, se administra por vía intradérmica con agujas muy finas o mediante la moderna micropunción. El tratamiento es prácticamente indoloro y confortable. Consigue mejorar la microcirculación de la zona y la lipólisis o destrucción de las células grasas.

Las infiltraciones pueden realizarse conjuntamente con la aplicación de radiofrecuencia o en sesiones alternativas

Hilos de redensificación” para mejorar la flacidez de los brazos
Los hilos mágicos, mejor conocidos como hilos tensores, son fibras de polidioxanona, una sustancia reabsorbible y totalmente compatible, utilizada desde hace tiempo en cirugía cardíaca, y que induce la síntesis de colágeno en los tejidos circundantes.

Consiguen un efecto de estiramiento inmediato en la zona tratada, gracias a la tensión producida por los propios hilos, que se irá incrementando poco a poco consiguiendo el l máximo de corrección a los 2 ó 3 meses de la realización del tratamiento.

Estos finos hilos tensores se implantan a nivel de la dermis mediante agujas o cánulas, en función de la longitud del hilo. El procedimiento se realiza en un máximo de 60 minutos. No requiere hospitalización ni anestesia general. Tras el tratamiento, el paciente puede reanudar sus tareas habituales de forma inmediata.

Otros tratamientos estéticos para los brazos
Si el acumulo de grasa es el principal problema, siempre pude recurrirse a la aplicación de técnicas más enfocadas a la lipólisis como la ultracavitación, si es que no quiere someterse a una cirugía, la cual en grandes volúmenes no debe descartarse.

Siempre será el médico quien recomendará el tratamiento más adecuado, teniendo en cuenta las necesidades y expectativas del paciente. Si desea conocer cuál es el tratamiento más adecuado para Ud. Solicite ahora una cita informativa para que sea valorado por uno de nuestros médicos y responda a todas sus dudas y preguntas.

Déjanos un comentario