Si vas a someterte a un aumento de pecho, o has pensado en algún momento realizarlo, es conveniente tener presente una serie de cuestiones. Desde Clínica Císem queremos ayudarte a tenerlo lo mas claro posible.

Antes de la intervención:

Para que todo se realice de forma segura, su cirujano y el anestesista deberán conocer sus antecedentes médicos. Se le deben realizar una serie de pruebas que garanticen que no se van a correr riesgos durante el acto anestésico-quirúrgico.
Durante la toma de la historia clínica, el médico además, le recomendará la via de inserción y el emplazamiento adecuado de la prótesis y se le proporcionara el habitual consentimiento informado que Ud. debe firmar, así como todas las instrucciones post operatorias por escrito para que no quede ninguna duda.
En Clínica Císem de Sevilla, nos gusta además realizar un drenaje linfático manual de la zona un día antes de la intervención, con el fin de disminuir el edema inflamatorio postquirúrgico. Estos masajes se repetirán en las semanas siguientes.

En el quirófano:

El anestesista le proporcionará los fármacos adecuados para que se sienta confortable y relajada antes de empezar a aplicar la anestesia que casi siempre será local..
La incisión en función de la necesidad del caso, puede ser por debajo de la areola (periareolar), por debajo de la mama (submamaria) o axilar. Nosotros preferimos siempre que se pueda, realizarla periareolar.
La prótesis será colocada igualmente según la necesidad del caso, y según lo pactado en la consulta por detrás de la glándula mamaria o por detrás del musculo pectoral.
En la mayoría de los casos la intervención es corta (entre una hora y una hora y media), y al terminar esta, colocaremos inmediatamente un vendaje compresivo.

Despertar y recuperación:

Normalmente, permanecerá en la sala de despertar entre una a dos horas antes de ser enviada a la habitación. El equipo de anestesista vigilara que todo de desarrolle en las mejores condiciones.
Permanecerá ingresada en el hospital entre 12 a 24 horas para vigilar que no haya ningún contratiempo..

 

Tras la intervención del aumento de pecho, reposo:

Después de la intervención el vendaje compresivo es muy importante. Evitaremos el sangrado y el desplazamiento de la prótesis. Inicialmente es muy firme, y se lo recambiaremos al día siguiente por otro más confortable que llevará permanentemente durante una semana. Después de este tiempo, solo llevará compresión mediante el sujetador especial para ello.
Durante el primer mes le aconsejaremos reposo que en los primeros quince días debe ser mas riguroso, sobre todo en lo concerniente a coger peso, hacer esfuerzos con los brazos, deporte, etc.
Es posible sentir dolor en los días siguientes, debido a que el pecho estará inflamado por la cirugía, y por el estiramiento de los tejidos: piel y músculo en caso de que el plano elegido haya sido el retropectoral.
Para una buena cicatrización, no debe exponer las cicatrices al sol durante al menos seis meses, y no dormir bocabajo en las primeras semanas.

Programar el seguimiento:

La revisaremos en la consulta a la semana de la intervención, para empezar con los masajes de drenaje linfático, que aceleran la recuperación. Posteriormente será vista en una semana mas, y se programarán las citas de control al mes de la intervención, a los dos, cuatro, seis y doce meses.
Finalmente es recomendable seguir controlando al menos cada uno o dos años mediante exploración clínica y si fuera necesario con ecografía.
No debe quedar ninguna duda por resolver, por eso le aconsejamos que nos solicite toda la información que le pueda parecer necesaria, y que se ponga en contacto con nosotros siempre que lo juzgue conveniente.

Déjanos un comentario