Arañas vasculares

Tratamientos para las arañas vasculares

Arañas vasculares: las varices

Las arañas vasculares

Las arañas vasculares son el estadío inicial de la insuficiencia venosa crónica, y su aparición nos está indicando ya un cierto grado de lesión funcional. Son la cara externa de un problema interno.

Su prevalencia no deja de aumentar en las poblaciones occidentales, ya que es una patología que tiene relación directa con la edad y la vida sedentaria y aunque se da en ambos sexos, es mucho mas frecuente en mujeres debido como veremos a algunas de sus causas.

Existen diferentes causas de la aparición de arañas vasculares. Hay una cierta transmisión hereditaria, ya que la calidad de las válvulas venosas, tan implicadas en esta patología, es hereditaria.
La obesidad, produce un aumento en la presión venosa, por dificultad en el retorno venoso, favoreciendo las varices.

El sedentarismo favorece el estancamiento de sangre en la parte inferior de las piernas y sobrecarga valvular, ya que no se activa adecuadamente el sistema muscular que impulsa la sangre hacia arriba. Por este mismo mecanismo, puede aparecer esta patología en trabajos que exijan demasiado tiempo de pie o demasiado tiempo sentados.

Los anticonceptivos, provocan retención de líquidos y favorecen la dilatación de la pared venosa.

El embarazo está también implicado, tanto por la carga de progesterona como por la presión del útero sobre las venas ilíacas, impidiendo o dificultando el retorno venoso.

En resumen, siempre que la sangre no pueda regresar adecuadamente por el sistema venoso, se desata un mecanismo alternativo de dilatación de pequeños capilares que se hacen cada vez mayores y más numerosos con el objeto de suplir el insuficiente retorno.

Tratamientos

En la esclerosis química clásica, en cada sesión de tratamiento, se utilizan de dos a diez centímetros cúbicos de esclerosante, que se inyectan mediante una aguja muy fina y que se distribuyen en uno o varios trayectos varicosos.

En la fotoesclerosis, los diferentes equipos utilizados emiten sus energías a través de cabezales colocados sobre la piel de la zona afectada y la intensidad lumínica será absorbida por el pigmento natural que es la hemoglobina de la sangre.

Según la extensión del proceso y el procedimiento escogido, el tratamiento se resuelve en más o menos sesiones; de tal modo que, se suele realizar una sesión semanal para cada pierna, hasta completar el tratamiento.

Después de cada sesión se colocará un vendaje en la zona tratada, durante cuarenta y ocho horas, mediante unas medias de compresión, siendo interesante que se lleven puestas el mayor tiempo posible

Escleroterapia

Tratamiento de la esclerosis vascular

La esclerosis vascular consiste en todos los casos en producir de forma controlada una reacción inflamatoria en las paredes internas del vaso a tratar, con fibrosis y proceso cicatricial secundarios, que van a ocasionar su cierre.

Existen diversos procedimientos para la esclerosis vascular, pero los más frecuentemente utilizados son:

Esclerosis química:
Inyectando un líquido, llamado esclerosante, en el interior del vaso, cuyas características o propiedades provocan la reacción mencionada.

Fotoesclerosis:
Utilizando energías lumínicas muy especiales (láser, IPL, etc), que lograrán la coagulación de la sangre en el interior del vaso y posterior colapso de las paredes del mismo.

Esclerosis con espuma:
Es una variante de la esclerosis química, donde se inyectan los esclerosantes en forma de espuma, tras haberlos sometido a una manipulación físico-química.
Se consigue mayor contacto, y por consiguiente mayor efecto, de las moléculas del esclerosante con las paredes vasculares, por desplazamiento íntegro (y no por dilución) de la sangre en la variz.

Inconvenientes y riesgos

Durante el tratamiento, las molestias son mínimas: el paciente sentirá el pinchazo producido por una fina aguja y algo de escozor mientras se inyecta el esclerosante,.En caso de fotoesclerosis, se sentirá una pequeña sensación térmica tras realizar cada disparo.

Tras cada sesión y durante todo el tratamiento, se debe evitar la exposición solar de las zonas tratadas.

Como consecuencia de una imprevisible respuesta inflamatoria exagerada, de la actuación de los esclerosantes fuera de la luz vascular y/o de la extravasación de pigmentos hemáticos (hemoglobina) pueden aparecer manchas cutáneas en las zonas tratadas; lo mejor será su prevención, evitando si fuera posible esas circunstancias, pero en caso de presentarse serán tratadas con cremas especiales y peelings.

Siempre cabe esperar la posibilidad de una insuficiencia de resultados, que es muy variable de uno a otro paciente, y que hará necesarias nuevas sesiones de tratamiento, o el recurso a procedimientos más agresivos.

También hay que aceptar que, en principio y con el tiempo, cualquier variz esclerosada puede recanalizarse, aunque lo habitual es que las que aparezcan correspondan a otras venas dilatadas en el mismo territorio.

Precios

Nuestros precios son siempre cerrados, es decir, incluyen la consulta de historia clínica, el quirófano, anestesista y la estancia hospitalaria, así como todas las consultas de curas y controles. También incluyen el IVA correspondiente.

Con el plan de financiación de Clínica Císem, podemos financiar su tratamiento con un interés preferencial.

Se trata de un plan muy competitivo con el que queremos facilitar el acceso a los tratamientos que había deseado

Puede realizar su financiación hasta en un año sin intereses, o hasta en cinco años con un interés realmente muy bajo.

Blog

También tratamos este tema en nuestro blog

Financiación,

A tu medida