Clínica Císem, Sevilla.

Aunque la celulitis no se considera una enfermedad, los conceptos de belleza actuales la han convertido en un problema cosmético.

Aunque puede afectar a ambos sexos, es mas frecuente en mujeres (en torno al 90 % de los casos) y aunque también puede ser padecida por personas delgadas, el sobrepeso tiende a empeorarla.

Si bien la celulitis (cuyo nombre adecuado es Lipodistrofia Periférica Fisiológica Benigna (LPFB)) es una condición en la que no se conocen con exactitud su causa ni su origen, influyen factores hormonales, genéticos, raciales y alimentarios. Parece ser que, el tipo de alimentación hace a algunas mujeres más propensas a desarrollarla.

Para cambiar esta condición, lo mejor es que añadas en tu dieta alimentos contra la celulitis, que por sus propiedades te harán lucir un mejor aspecto y a erradicar desde el interior los problemas.

Algunos alimentos anticelulíticos

1. Espinacas. Howard Murad, profesor asociado de dermatología de la University of California y autor de “The Cellulite Solution”, afirma que alimentos que contienen lecitina, como la espinaca o el huevo, ayudan a fortalecer las paredes celulares, mejorando la apariencia de la celulitis.

2. Fresas. Esta fruta tiene un alto contenido de vitamina C, agua, pero sobre todo fibra, la cual, ayuda al cuerpo a absorber nutrientes, vitaminas y minerales que ayudan a mantener la piel hidratada.

3. Diente de León. Gracias a que es una planta con un poder diurético, elimina líquidos, facilita la expulsión de toxinas y la depuración de la sangre, hace que ésta sea más fluida y que por lo tanto fluya a buena velocidad. Hacerte un té es la forma ideal de consumirla.

4. Legumbres. Estos alimento, lentejas, alubias, garbanzos, son excelentes fuentes de proteínas vegetales, las cuales ayudan al cuerpo en la construcción del músculo en lugar de grasa.

5. Apio. este vegetal ayuda a activar la circulación; lo cual ayudará a que la grasa no se quede estancada en las zonas problemáticas.

6. Soja. Ésta legumbre contiene fitoestrógenos, que impiden la liberación de la colagenasa, enzima que destruye el colágeno que digiere los septos fibrosos, creando las ondas en la superficie de la piel. Puede consumirse en forma natural o como suplementos en la alimentación.

7. Uvas. Actúa como un laxante natural para la eliminación adecuada de las grasas y al mismo tiempo tiene un efecto diurético.

Si se mantiene un peso adecuado, haces el ejercicio recomendado para tu estilo de vida y recibes masajes y tratamiento específico para la celulitis, de manera esporádica, los efectos visibles de la misma serán mínimos.

Déjanos un comentario