Skip to main content

Las constantes mejoras en los hilos tensores y  rellenos  faciales (principalmente ácido hialurónico) y van de la mano con una demanda cada vez mayor de estas técnicas, que brindan apoyo o corrigen la forma del rostro y del cuello, solos o combinados.

Los rellenos restauran el volumen perdido, rellenan los pliegues prominentes y borran las arrugas superficiales. Los hilos se utilizan para reposicionar estructuras que parecen hundirse con el tiempo.

Aunque no obtienen los mismos resultados que un lifting (tampoco se pretende), tienen sin embargo algunas ventajas respecto a la cirugía: la ausencia de cicatrices, realizado con anestesia local, efectos secundarios de corta duración, y se puede adaptar a la evolución natural del envejecimiento del paciente.

Hasta ahora se consideraba que las solicitudes más razonables las hacían pacientes de cincuenta y tantos años, pero en los últimos años hemos visto que las indicaciones se difunden en ambas direcciones: los nuevos pacientes “Millennials” interesados en las transformaciones virtuales se someten a menudo a estos tratamientos, que son tanto leves  como reversibles; y después de los sesenta años, muchos pacientes que se muestran reticentes a someterse a una cirugía centran sus solicitudes en áreas que pueden tratarse localmente (cejas caídas, mejillas, óvalo, joroba grasa en la nuca).

Los rellenos restauran los volúmenes perdidos (sienes, mejillas, ángulos mandibulares), rellenan las arrugas marcadas (patas de gallo, pliegues nasolabiales, líneas de marioneta) y borran las líneas superficiales.

Los hilos tienen como objetivo reposicionar las estructuras faciales que han comenzado a caer con el tiempo (cejas, mejillas, papada, óvalo, ángulo del cuello).

Según los casos, la restauración de los volúmenes faciales podría retrasar el trabajo de reestructuración realizado por los hilos. En otros casos, trabajamos en orden inverso (reposicionando los volúmenes con hilos y luego, unas semanas más tarde, añadiendo un toque final con rellenos). Incluso podemos realizar estos dos procedimientos al mismo tiempo, pero lo mejor es no hacerlo en la misma zona.

​Hoy en día, tenemos la opción de gestionar el envejecimiento de una manera sencilla y eficaz, para atender al número cada vez mayor de pacientes que prefieren procedimientos menos riesgosos y buscan resultados de apariencia natural. Durante una cita “anti-aging” es importante mencionar los neuromoduladores para las arrugas de expresión, los peelings, la mesoterapia, los inductores de colágeno, etc. al mismo tiempo que ensalzar las virtudes de los rellenos y los hilos tensores.

El éxito de la medicina estética depende de la combinación cuidadosa y el mantenimiento regular de estos procedimientos, que se adaptan a cada paciente.

Déjanos un comentario

Close Menu