El lifting o elevación del labio superior, es una técnica poco conocida, y también, es verdad, poco utilizada pero de gran valor en el tratamiento del labio envejecido.

Durante el proceso de envejecimiento y como consecuencia de la retracción de las arcadas dentarias, el labio superior se ve sometido a un ligero descolgamiento que lleva a un aumento de la distancia entre la base de la nariz y el mismo.

Además el adelgazamiento propio del labio durante el envejecimiento, hace que sumado a lo anterior, ocurra una inversión del labio acentuando aún más el aspecto de adelgazamiento del mismo.

Esto, cuando se está iniciando, se soluciona muy fácilmente con aumento de volumen por encima del borde mucoso del labio, con productos de relleno: ácido hialurónico, colágeno, etc.. Pero en ocasiones no se desea o no es conveniente debido a que en etapas avanzadas el peso del relleno podría acelerar la caída del labio.

Es aquí cuando está indicado el lifting del labio superior.

 

Procedimiento

 

Esta sencilla intervención, que se realiza con anestesia local, consiste en extirpar una tira de piel labial por debajo de la base de la nariz. Posteriormente la piel del labio por debajo de la incisión es traccionada hacia arriba y suturada al borde superior de dicha incisión.

Como resultado, el labio asciende y rota ligeramente hacia afuera proporcionando un aspecto más juvenil.

La secuela es solo una discreta cicatriz apenas perceptible en la base de la nariz que prácticamente desaparece con el tiempo.

En algunos pacientes, esta técnica está indicada como parte de remodelación labial, aún en etapas jóvenes de la vida, a consecuencia de elongaciones naturales del labio que podrían verse beneficiadas con esta pequeña cirugía.

2 comentarios

Déjanos un comentario