Hilos tensores

El descolgamiento facial

El proceso de envejecimiento, que empieza a hacerse visible a partir de los 30 – 35 años, modifica la forma de la cara invirtiendo el llamado “triángulo de la belleza”, haciendo que el contorno facial se haga más voluminoso en el reborde inferior. Junto con la flacidez de los tejidos empiezan a aparecer los primeros surcos y arrugas.

El lifting mediante hilos ofrece a nuestra imagen un pequeño paso atrás en el tiempo.

Es una técnica mínimamente invasiva con un período de recuperación corto que te permite “quitarte” unos cuantos años de encima sin las desventajas del lifting quirúrgico clásico.

En qué consiste el lifting con hilos

Es una antigua técnica pero mejorada que obtiene un resultado muy similar al lifting quirúrgico, pero sin los inconvenientes de este. Es rápido, ambulatorio y de recuperación inmediata a la vida social y laboral .
Los hilos se componen de diferentes materiales biodegradables utilizados normalmente en otras especialidades quirúrgicas, pero con un diseño especial para la función a que serán sometidos.

Los hilos se insertan en la grasa subdémioca y con las maniobras adecuadas ejercen la tracción hacia arriba y atrás de los tejidos faciales.

El procedimiento

Tras una pequeña aplicación de anestesia local, se introducen los hilos en el plano adecuado y según el diseño programado para cada paciente, pudiendo individualizar dicho diseño en función de las necesidades.

El procedimiento es corto, no tardándose más de 30 – 40 minutos

No hay cicatrices ni puntos de sutura y solo se genera una pequeña inflamación propia de cualquier acto levemente invasivo.

Puede tratarse más de un área a la vez o tratar cada área facial en diferentes sesiones.

Así mismo, pueden colocarse hilos adicionales en cualquier momento para aumentar los resultados paulatinamente.
El paciente se va a su casa sin vendaje alguno siguiendo las indicaciones que se le prescriben.

El resultado tiene dos fases:

Un resultado inmediato, producto de la elevación de los tejidos, y un resultado adicional a largo plazo producto de la fibrosis y la estimulación de colágeno que el hilo produce en los tejidos.

Los hilos se degradas totalmente en un plazo de entre 10 y 18 meses dependiendo del tipo de material utilizado y el paciente puede repetirse el tratamiento en función de su velocidad de envejecimiento aproximadamente al año y medio o dos años.

Zonas de aplicación facial

Mediante hilos de tracción, pueden tratarse el descendimiento de las cejas, el descolgamiento de las mejillas, la flaccidez del cuello, la línea de la mandíbula, el escote, etc.

Candidatos para un lifting

Es adecuado para mujeres y hombres que han empezado a presentar signos de descolgamiento facial y que desean rejuvenecer su rostro bien activamente o bien preventivamente.

No es aconsejable en pacientes con piel extremadamente delgada o con exceso de piel, así como en los casos contrarios donde pueda encontrarse un exceso de grasa facial con pieles extremadamente pesadas.

Qué tipo de hilos se utilizan

Son hilos reabsorbibles, de diferente composición y diseño según las marcas y eso también influye en la duración de los resultados

En ocasiones pueden combinarse diferentes tipos de hilos para obtener el resultado adecuado.

Precios

Nuestros precios son siempre cerrados, es decir, incluyen la consulta de historia clínica, el quirófano, anestesista y la estancia hospitalaria, así como todas las consultas de curas y controles. También incluyen el IVA correspondiente.

Con el plan de financiación de Clínica Císem, podemos financiar su tratamiento con un interés preferencial.

Se trata de un plan muy competitivo con el que queremos facilitar el acceso a los tratamientos que había deseado

Puede realizar su financiación hasta en un año sin intereses, o hasta en cinco años con un interés realmente muy bajo.

Blog

También tratamos este tema en nuestro blog

Financiación,

A tu medida