La base de los tratamientos antienvejecimiento

Peeling facial

peeling facial

Qué es el Peeling

En Medicina y Cirugía Estética, el término “peeling facial” se aplica a todos los tratamientos que producen una peladura cutánea, para mejorar o corregir un determinado inestetismo de la piel (color, textura, relieve, etc.). También se utilizan en Dermatología Clínica para el tratamiento de patologías cutáneas.
Aunque para realizarlo pueden aplicarse medios físicos como la microdermoabrasión o el láser, normalmente al hablar de peeling nos estamos refiriendo al realizado mediante medios químicos con una serie de sustancias (glicólico, salicílico, ferúlico, tricloroacético, mandélico, etc) casi todas de naturaleza ácida y que tienen en común provocar una irritación de la piel con posterior descamación.

Es un tratamiento clásico y muy eficaz en el rejuvenecimiento facial, que en los últimos años había sido parcialmente desplazado por tecnologías mucho más sofisticadas pero no mucho más efectivas. Existen estudios comparativos de peelings realizados con ácido tricloroacético sobre envejecimiento cutáneo comparados con diferentes tipos de laser, y el resultado del estudio no ofrece diferencias finales significativas.

Actualmente, debido a la sencillez y, sobre todo, a lo económico del tratamiento, está ocurriendo un aumento del interés por parte del público sobre este clásico procedimiento.

¿Cómo se realiza un peeling facial?

Ante todo, en una consulta previa, el médico debe valorar el estado y características de la piel, se realizará una historia clínica general y especialmente de la piel de la cara.

En Clínica Císem el tratamiento se realizará siempre en forma personalizada y adaptado a cada caso en particular atendiendo a las diferentes patologías dermatológico-estéticas que el paciente presente. Así se valorará la presencia de seborrea, acné, manchas, poros dilatados, arrugas finas, etc. para aplicar en cada caso el tratamiento correspondiente.

Puede ser necesaria la preparación de la piel durante unos días previos al tratamiento para bien evitar reacciones exageradas o para facilitar la penetración de los productos a utilizar.

Ya en la consulta, tras una limpieza exhaustiva, se procede a aplicar diferentes capas o combinaciones de productos químicos que inducirán la reacción conocida como peeling y que consiste en una exfoliación de capas de epidermis y en ocasiones de dermis superficial.

Esta pequeña agresión controlada sobre la piel, induce en ella una respuesta de defensa estimulando la producción de colágeno además de un estímulo de la renovación celular que a la larga proporciona a la piel un aspecto más joven, terso e hidratado.

Posteriormente, el médico indicará al paciente el tratamiento que debe continuar en su casa con el fin de incrementar el efecto del tratamiento y prevenir efectos indeseados como la pigmentación por luz solar.

Es imprescindible el uso de protectores solares y productos hidratantes en función del peeling realizado y las características del caso.

La sesión debe repetirse cada 10 a 20 días para peelings de profundidad superficial a media y en ciclos de tres a cuatro consecutivos.
Los peelings medio-profundos o profundos se realizan normalmente solo uno cada seis a nueve meses si hiciera falta.

Resultados

La exfoliación o peeling facial consigue reducir notablemente las arrugas finas, y mejorar la textura de la piel consiguiendo una superficie mas lisa y suave al tacto. Así mismo atenúa las manchas existentes y ayudan a regular la secreción sebácea (exceso de grasa en la piel).

Al estimular la renovación celular, es un tratamiento eficaz en la lucha contra el envejecimiento cutáneo.

Puede además si se desea asociarse con otros tratamientos dirigidos al rejuvenecimiento facial como la aplicación de mesoterapia, materiales de relleno en arrugas o la aplicación de Toxina botulínica

Precios

Nuestros precios son siempre cerrados, es decir, incluyen la consulta de historia clínica, el quirófano, anestesista y la estancia hospitalaria, así como todas las consultas de curas y controles. También incluyen el IVA correspondiente.

Con el plan de financiación de Clínica Císem, podemos financiar su tratamiento con un interés preferencial.

Se trata de un plan muy competitivo con el que queremos facilitar el acceso a los tratamientos que había deseado

Puede realizar su financiación hasta en un año sin intereses, o hasta en cinco años con un interés realmente muy bajo.

Blog

También tratamos este tema en nuestro blog

Financiación,

A tu medida