Rinomodelación

La cirugía de la nariz

Rinomodelación

La rinomodelación

Para comprender la rinomodelación, debe entenderse la nariz como un elemento volumétrico, con ángulos, aristas, prominencias y depresiones, todas las cuales podrían en principio ser modificadas.

No toda nariz es “rinomodelable”, pero cuando lo es, no debería ser sometida a cirugía.

Mediante la aplicación de material de relleno biocompatible que puede ser reabsorbible o no, en los diferentes ángulos de la nariz, principalmente el ángulo naso labial es decir el que está formado entre la base de la nariz y el labio superior, conseguimos modificar la posición de la punta nasal, elevándola y haciendo que la distancia total desde la nariz hasta la punta sea más corta.

Posteriormente, se continúa la aplicación de material en las bases de la prominencia del dorso (jiba) para hacer que esta se vea menos elevada, y suavizar su forma.

Así, poco a poco, y como si de una escultura a base de añadir material se tratara, vamos modificando la forma externa de la pirámide nasal.

Algunas narices no son posibles de tratar por este mecanismo debido a su gran altura, excesiva anchura, etc. y eso hace que sean candidatas directas a la cirugía, pero la gran mayoría de las narices pueden beneficiarse de esta técnica novedosa y mínimamente invasiva.

El procedimiento no requiere anestesia ni vendajes ni ingresos hospitalarios y la vida normal se reanuda desde que se abandona el consultorio.

Si el material elegido es reabsorbible, este debe volver a ponerse en el plazo de entre uno y dos años, en función del material.

Si se eligió un material permanente, lo más frecuente (y prudente) es colocarlo en dos o tres aplicaciones con el objeto de no sobrecorregir ya que en este caso o tendría vuelta atrás.

Precios

Nuestros precios son siempre cerrados, es decir, incluyen los materiales utilizados y las consultas de revisión. También incluyen el IVA correspondiente.

Puede realizar su financiación hasta en un año sin intereses, o hasta en cinco años con un interés realmente muy bajo.

Blog

También tratamos este tema en nuestro blog

Financiación,

A tu medida