Bótox

Qué es el Botox

La palabra Botox, que siendo en origen una marca comercial, ha tenido un uso tan extendido que ha sido aprobada por la real academia de la lengua como sinónimo de tratamiento antiarrugas. De hecho es el tratamiento médico estético mas realizado en el mundo.

Actualmente existen tres marcas comerciales aprobadas en España para el uso cosmético de la toxina botulínica: Vistabel, Azzalure y Bocotour

Tratamiento

La disminución de la fuerza de contracción de la musculatura de la mímica con la aplicación de toxina botulínica tiene un efecto directo sobre el rejuvenecimiento de la expresión facial.

Disminuyen las arrugas y tiene un efecto indirecto sobre la prevención de las mismas.

La toxina botulínica

Es una proteína altamente purificada que se extrae de una bacteria y que tiene la capacidad de interrumpir en forma reversible el impulso nervioso que origina una contracción muscular.

El único material actualmente permitido por las autoridades europeas y españolas es el metacrilato, y que básicamente es utilizado para pequeños aumentos de volumen de zonas ya naturalmente duras (dorso de nariz, etc.)

Áreas de aplicación

El área de aplicación formalmente aprobada por las autoridades sanitarias para tratamiento estético facial, es la musculatura del tercio superior de la cara, es decir, la frente, el entrecejo y el contorno ocular (patas de gallo).

Es también habitual el uso en zonas de hipersudoración como axilas, palmas de las manos y plantas de los pies. Existen otras zonas donde aún no se ha obtenido aprobación oficial, pero en la que se está investigando para uso en un futuro

El procedimiento

La aplicación se hace con agujas muy finas inyectando directamente en el músculo que queremos relajar.

El resultado se puede observar entre el tercer y séptimo día y la duración del efecto oscila entre tres y seis meses y la reversibilidad es absoluta.

¿Quién puede aplicar el tratamiento?
La legislación española es muy clara al respecto e intenta por todos los medios la protección del paciente decretando para ello unos requisitos estrictos para su uso. El médico debe tener formación específica y el centro médico debe poseer una autorización de la Consejería de sanidad de su Comunidad Autónoma

Precios

Nuestros precios son siempre cerrados, es decir, incluyen la consulta de historia clínica, el quirófano, anestesista y la estancia hospitalaria, así como todas las consultas de curas y controles. También incluyen el IVA correspondiente.

Con el plan de financiación de Clínica Císem, podemos financiar su tratamiento con un interés preferencial.

Se trata de un plan muy competitivo con el que queremos facilitar el acceso a los tratamientos que había deseado

Puede realizar su financiación hasta en un año sin intereses, o hasta en cinco años con un interés realmente muy bajo.

Blog

También tratamos este tema en nuestro blog

Financiación,

A tu medida